Texto y fotos de Salvador González Escovar.

 

Montaña Pelada es un Monumento Natural del litoral de Granadilla de Abona; se trata de un cono volcánico de importancia paisajística y científica, con unos 2.500 metros de circunferencia o de perímetro del deformado y ensanchado cráter, tanto por su origen como por su morfología ya que constituye una estructura geológica singular asociada a procesos de hidrovolcanismo, en el que la infiltración del agua marina en la cámara magmática origina la erupción debido al aumento de la presión del gas cuando el calor del interior de la tierra transforma violentamente el agua en vapor, y normalmente de carácter explosivo debido a la interacción entre un fluido frío como es el agua marina y otro caliente como el fluido magmático, suceso acontecido miles de años atrás.

Estos edificios volcánicos se encuentran cerca de la costa y en sus materiales aparecen fragmentos de rocas intrusivas que salen al exterior arrancadas por la explosión. Además puede observarse una duna fósil junto al mar en la base de la montaña.

A esto se añade la importancia ecológica de albergar buenas muestras de comunidades vegetales costeras (cardón, cardoncillo), psamófilas (habitantes de suelos arenosos) y halófilas (salinas) como el balancón, uva de mar, lecheruela, salado, camellera, aulaga, lechuga de mar, además de arbustos como el balo, tarajal y la tabaiba dulce.

Un pequeño circuito senderista permite ascender al punto más elevado del cráter por la vertiente oeste de la loma, transitando por sustrato rocoso, y seguidamente bordear el cráter, y también bajar a una recóndita playa, bajo un barranquillo, a modo de desagüe del cráter, apreciando el desmantelamiento erosivo de las pequeñas laderas con la presencia de multitud de recovecos y cuevas estratificadas.

Anuncios

Texto y fotos de Salvador González Escovar.

La ruta describe un circuito senderista, de unos 14 km. de longitud, con principio y fin en el caserío de Las Vegas, localizado en el municipio de Granadilla de Abona, pasando, en este orden, por el Barranco Seco, Pino del Rayo, Pino del Guirre, Montaña Tames y Risco del Muerto.

Esta zona antiguamente era importante para la agricultura debido a la mayor abundancia de agua con respecto a otros lugares del sur de la isla. Así mismo pueden observarse viejos hornos de piedra mimetizados con el entorno, eras, casas cueva, refugios pastoriles levantados a base de piedras, canales de agua e incluso un molino, lo que da idea del interés etnográfico del lugar.

Al poco de comenzar a caminar en suave ascenso percibimos como el pinar va invadiendo viejas terrazas y bancales de cultivos abandonados y cubiertos de jable o piedra pómez, material poroso y ligero que retiene la humedad del suelo.

 Al fondo se divisan algunas cumbres del Circo de Las Cañadas, como la Montaña Guajara, Montaña Colorada y el Roque de La Grieta.

Más adelante, la senda perfectamente señalizada e indicada, atraviesa el Barranco de El Seco y continua subiendo hacia la Montaña Tames, transitando cerca del borde oriental de ese tajo en dirección a esa loma, pasando previamente por el Pino del Rayo (o más bien lo que queda de él, un negro tocón resquebrajado y aparentemente fulminado por un rayo) y el Pino del Guirre, un gran y vigoroso ejemplar de pino canario.

Tras superar el repecho más duro y largo de la ruta, mirando hacia las cumbres, el inmenso pinar de Granadilla de Abona se extiende hasta la vertiente sur de la Montaña Guajara. Igualmente los cortados laterales del tramo alto del Barranco del Río, el siguiente tajo que nos encontraríamos si pateamos hacia oriente y próximo a este recorrido, se adivinan bajo la cumbre de la Montaña Colorada.

Una vez dejamos atrás la Montaña Tames y alcanzamos el punto más elevado del pateo, el sendero comienza a descender hacia Las Vegas, pasando al poco tiempo al lado del Risco del Muerto, tal vez el enclave más espectacular de la ruta, un vistoso y alargado acantilado que rompe la continuidad del pinar canario y que aparece señalizado como zona de escalada.

Poco más abajo la mirada se entretiene en el pinar que se desarrolla en el barranquillo que se ahonda bajo el Risco del Muerto.