VENTEJÍS (EL HIERRO)

17 marzo, 2017

Texto y fotos de Salvador González Escovar.

En este espacio protegido confluyen importantes valores paisajísticos y culturales. Se trata de un paisaje rural armonioso dominado por los típicos muros de piedra seca tan característicos de El Hierro, donde destacan algunos elementos naturales singularizados (conos volcánicos aislados) y -en su extremo oriental- la alineación montañosa del Ventejís. La caldera de Ventejís constituye la mayor cuenca de recepción en la cabecera del barranco de Santiago que discurre hacia el noreste, fuera del espacio natural. Alberga además el mítico lugar del árbol Garoé, testimonio histórico y cultural de interés que informa de la potencialidad de la zona como receptor de la humedad del alisio, contribuyendo así a la recarga del acuífero.

Este espacio protegido posee una extraordinaria calidad de elementos naturales y humanos, lo cual configura un paisaje de gran valor. En él se dan cita aprovechamientos agrícolas y ganaderos al estilo tradicional herreño. Estas actividades han ido transformando las características naturales del medio para constituir un paisaje cargado de connotaciones culturales de gran interés.

Camino de Tacanjote:

Este sendero tiene su inicio en San Andrés, atraviesa el Macizo erosionado de Ajonce, donde se encuentra el mítico árbol Garoé, una parte de la zona de pastos comunales de Nisdafe y desciende en dirección norte atravesando El Mocanal para finalmente buscar el mar en el Pozo de Las Calcosas.

 

Anuncios