Texto y fotos de Salvador González Escovar.

Es un arbusto de porte elegante de hasta 2 metros de alto y con el tallo aserrado y las ramas delgadas. Las hojas son ovadas, ásperas, toscamente laciniadas o pinnatifidas con los lóbulos más o menos lineares y ásperos.

Inflorescencias erectas, paniculadas y blancas con los pétalos el doble de largos que el cáliz, florenciendo y fructificando entre abril y junio.

Frutos tetranervados.

Esta especie de col de risco es un endemismo tinerfeño limitado a los barrancos del Valle de Güímar, comprendidos entre Igueste de Candelaria y La Ladera de Güímar, entre los 400 y 800 m.s.n.m.y acompañada de otras especies como bejeques. Crece en acantilados basálticos algo sombríos y con cierta humedad, predominantemente orientados al norte. El área de distribución es bastante localizada, aunque dentro de ella es relativamente frecuente. Su carácter rupícola en lugares de difícil acceso contribuye a su conservación pese a lo cual está catalogada como especie vulnerable según la UICN.

Anuncios