Texto y fotos de Salvador González Escovar.

Arbusto muy ramificado desde la base, de hasta 1 metro de alto. Existen dos variedades con poblaciones aisladas, una de hojas enteras y lanceoladas (var. isoplexiphyllus) y otra de hojas divididas, pinnatilobadas, con los lóbulos lanceolados y obtusos (var. Junonianus). Las hojas son olorosas por la presencia de sustancias amargas.

Pedúnculos de 15-20 cm. de largo, ramificados, portando cabezuelas o flósculos de color rosado-púrpuras, muy abundantes, floreciendo en primavera y fructificando en verano presentando un alto poder germinativo.

Fruto en forma de receptáculo con cerdas, esférico de color marrón al madurar.

Es un endemismo palmero muy local, encontrándose por ello amanazada de extinción, y restringido a la zona volcánica sur de la isla, al sur de Fuencaliente, con dos poblaciones muy próximas entre sí, en torno a los 300 m. de altitud sobre el nivel del mar.

La especie se encuentra amenazada por diversas causas, como la construcción de canales, recolecciones, etc.

Vive en matorrales, acompañada de vinagreras o tajinastes, que se desarrollan sobre las grietas de los roques fonolíticos (como el Roque Teneguía), no apareciendo en el sustrato volcánico circundante. Prefiere las orientaciones soleadas.

Anuncios