TALAVERA Y LAS MORADAS. TENO. TENERIFE

22 enero, 2017

10431686_892193737512979_8764083620606366810_n

Texto y fotos Salvador González Escovar.

Este recorrido comienza en Los Silos, al noroeste de Tenerife. 

1904042_892192974179722_7907628544521043156_n

Se asciende por medio de un camino de herradura a esa estribación montañosa, situada en la divisoria que separa el Barranco de Los Pasos del Valle de El Palmar, todo ello localizado en la vertiente norte de la región de Teno. El Barranco de Los Pasos lo vamos contemplando en su longitud según vamos ganando altura, y como otros tajos vecinos por el este, nace de la frondosidad del monteverde del Monte del Agua, profundizándose y abriéndose al avanzar hacia la plataforma costera, alcanzando su máximo encajonamiento antes de ella.

11035620_892194200846266_6923006884125921483_n

Al llegar a la lomada, al otro lado, tenemos el amplio y humanizado Valle de El Palmar, con el Pico Baracán y parte del Risco de Teno destacando en el filo de la vertiente opuesta. Mirando hacia la costa norte de la isla se distinguen los cortados precipicios que dan nombre a los Acantilados de Interián, los cuales se desploman, como muchos otros por esta zona, sobre la plataforma costera que se extiende hasta Buenavista, paisaje dominado por núcleos urbanos y plataneras.

Continuando por la crestería del barranco, nos vamos adentrando en la laurisilva del Monte del Agua; un camino desciende a El Palmar. Nosotros seguimos hasta tomar la pista que atraviesa ese vergel.

11045310_892195667512786_247725407886347594_n

Volvemos al punto de partida después de haber caminado un buen trecho por la citada pista, y luego bajando por Las Moradas, contemplando otro barranco que comparte cabecera con el anterior. Se trata del Barranco de Los Cochinos, el cual, divisado desde poco antes de llegar a las abandonadas casas de Las Moradas, se observa como se adentra hasta el mismo corazón del Monte del Agua, nutriéndose de barranquillos secundarios y extendiéndose en abanico en la frondosa cabecera.

10347177_892195450846141_518543377143323547_n

El barranco presenta su máximo encanto, encajonamiento y profundidad justo antes de unirse al de Cuevas Negras, bajo esas olvidadas construcciones de piedra y, hoy en día, tejados semiderruidos. Luego el sendero sigue bajando por el Barranco de Las Moradas hasta Los Silos, barranquillo que, en cuanto a su dimensión vertical, poco tiene que ver con sus vecinos contemplados durante esta ruta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: