EL ASERRADOR

5 noviembre, 2016

11110873_905937776138575_5151130927152025796_n

Texto y fotos de Salvador González Escovar.

11083598_905937966138556_7288575126822382490_n

Esta excursión puede ser comenzada en el recóndito pueblo de Soria, entre riscos, palmerales y junto a la presa del mismo nombre, caserío enclavado en el tramo alto del Barranco de Arguineguín, en Gran Canaria. Al final de las casas una pista de tierra, que poco más tarde da paso a una senda, asciende entre vinagreras, salvias, tabaibas, jaguarzos, escobones, guaydiles, tajinastes, etc. por la ladera derecha del barranco hasta las inmediaciones de la presa de Las Niñas. En este trayecto, incluso durante el estío, una cascada de agua salva el desnivel que constituye una pared rocosa adornada de múltiples cuevas y recovecos.

 

11051846_905939232805096_642668860509775877_nAl llegar a la altura de la presa nos adentramos en el pinar de la reserva natural de Inagua. Seguimos subiendo hasta la Cruz de las Huesitas, como hemos hecho otras veces, pero ahora en lugar de ir hacia el oeste, nos dirigimos en sentido opuesto, hacia el centro de la isla. La vereda sigue subiendo y dejamos a la izquierda el Morro de Pajonales, uno de tantos que destacan a lo largo de la crestería del Macizo de Inagua, Ojeda y Pajonales. También resulta interesante la panorámica de la vertiente norte de esta hilera montañosa, y los barrancos que se abren hacia el fondo de la Caldera de Tejeda, como el de Siberio, el de Los Cofres, del Juncal y del Chorrillo, con caseríos diseminados por sus dominios, a pesar de su apariencia salvaje y poco domesticable, con paredones recortados que se desploman verticalmente.

 

10462337_905938132805206_5415163391864147185_nEl punto más elevado por el que transitaremos a lo largo de esta rocosa cresta se encuentra en el Lomo de Los Almaceres, regalándonos espectaculares vistas en todas direcciones y, además sobre vertiginosas laderas, sobre todo la que se hunde en el fondo del Barranco de Ayacata.

 

Hacia el sur, es precisamente este tajo de grandes dimensiones el que surge bajo los riscos de Ayacata, extendiéndose y ensanchándose hasta dar lugar al Barranco de Arguineguín aguas abajo.

 

17388_905940382804981_2289865195416904324_nEl camino ha ganado una altura suficiente, aproximándose a la cresta, el paisaje de las pendientes laderas pobladas de pinos, la distante carretera que forma un nota de discontinuidad sutil en estas vastas vertientes, la gran anchura del barranco y el corazón pétreo de la isla coronado por el Roque Nublo, al que nos vamos aproximando, forma una imagen imborrable, salvaje y desolada que no solo entra por los ojos, sino que también invade al caminante en cada aliento y en cada paso dado por el sendero, el cual ya es un sube y baja por esta espectacular cresta, hasta el destino, bajo los Riscos de Chimirique, a las puertas de ese mundo de pura y cruda roca que impera en la parte central de la isla.

 

Anuncios

2 comentarios to “EL ASERRADOR”

  1. Elenahernangarcia@gmail.com said

    Me gustaria saber el nivel de dificultad o paseo…tiempo…alguna informacion para personas mayores…si es posible…Los caminantes canarios sois muy fuertes…pero…yo soy del centro peninsular y aunque vivo a mil metros sobre nivel mar no estoy acostumbrada a muchos desniveles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: