TAFADA. ANAGA (TENERIFE)

27 septiembre, 2016

14440992_1250411911691158_6499723524050001156_n

Texto y fotos de Salvador González Escovar.

En el monteverde, verde; en la mar, azul de ensueño. Hay dos roques que dialogan con palabras y silencios.

Caminando prontamente van las voces al encuentro por hechizadas veredas, por encantados senderos. Así se entienden las gentes tanto en prosa como en verso.

Hablando, la paz conquista el corazón de los pueblos, yendo de acá para allá, las distancias descubriendo.

En el monteverde, verde; en la mar, azul de ensueño. Entre la niebla sutil yo llegué hasta Roque Negro; en un día deslumbrante columbré Roque Bermejo. Hoy habitan el poema que escribí hace algún tiempo, y no podría explicar este sencillo misterio, ni con fulgentes palabras ni con oscuros silencios.

En Anaga sucedió, junto a las puertas del cielo. En Benijo, con el alba, van las voces al encuentro.

En el Monteverde, verde, en la mar, azul de ensueño.

Fernando García Ramos

14470513_1250410518357964_2167622422272060886_n

Este recorrido senderista parte desde Benijo, en la costa norte de la Sierra de Anaga. Una pista de tierra nos acerca al caserío de El Draguillo, enclavado en el Barranquillo de Las Colmenitas y último núcleo donde se puede ir en coche por el litoral norte del macizo; a partir de aquí un sendero sigue su avance hacia el extremo oriental de Anaga por una costa cada vez más erosionada, desgastada y agreste, donde abundan los roques que afloran del mar, que alcanzan su máxima expresión en los vistosos Roques de Anaga, el de Fuera y el de Dentro, a los cuales nos vamos acercando. La senda, al igual que las inclinadas laderas que se derrumban sobre el mar, parece también a punto de desmoronarse por la acción erosiva del terreno en muchos tramos.

14358808_1250410778357938_2213173941743205818_nDespués de un continuo sube y baja llegamos a las aisladas y viejas casas de Las Palmas de Anaga, donde no más de 2 o 3 casonas tradicionales junto a amplios huertos, respiran la maresía directa del Atlántico mientras el rumor del mar es lo único que rompe el silencio, pero no la encantadora, solitaria, pacífica y mágica armonía del lugar. Parecen las casas del confín insular, donde solo se puede acceder caminando o en pequeñas barcazas si son capaces de aventurarse por tan accidentado litoral.

14479576_1250411835024499_7959008981386796505_n

Los dos Roques de Anaga los tenemos justo enfrente, lo más cerca posible de esta vereda seguida, y desde la pedregosa línea litoral tal vez se pueda acceder al mayor de ellos con marea baja siguiendo las rocas que lo hermanan con el resto de la isla.

14446178_1250412171691132_2571806488199317948_nA partir de aquí nos vamos alejando de los Roques de Anaga a medida que nos encaminamos al faro de Anaga, pasando previamente por la fuente del Junquito y Los Orobales, donde existe un viejo lagar de tosca en este recóndito enclave, situado junto a una roca que está rodeada por habitáculos que hacían de bodega, cuarto de aperos y vivienda. Hace aproximadamente 20 años que no funciona. Su techo se ha derrumbado, pero se conserva la piedra, la viga, el sombrero y la tina.

 

14440973_1250410768357939_6666763410855422676_nLos dragos y estas arcaicas construcciones en desuso aumentan la sensación ancestral que nos acompaña en todo este pateo, a la vez que se disfruta de la cara más convulsa y vertical del Roque de Las Palmas o del Aderno, dejado atrás en la ruta tras haber pasado por Las Palmas de Anaga.

14479713_1250412711691078_3212615491444424012_nCuando llegamos al faro de esta península, se divisa al otro lado de esa referencia marina, el Barranco de Roque Bermejo y su desembocadura junto al citado topónimo. Ahora el camino asciende hacia la Montaña Tafada, siguiendo próximos a la arista norte del barranco citado.

 

14358642_1250413745024308_3102422061008587943_n

Al llegar a Tafada, contemplamos el Barranco de Roque Bermejo desde lo alto, distinguiendo el sendero que discurre cercano a su cauce, y tras él se adivinan más barrancos como el de Anosma y detrás de él la mole de la Mesa del Sabinar, dentro de la Reserva de Ijuana. Con la altura ganada, las panorámicas paisajísticas ganan espectacularidad, como también ocurre con los Roques de Anaga contemplados desde lo alto.

1936678_1250413818357634_555784662271398569_nDado que ya estamos en la cresta del macizo, donde empezamos a sentir el frescor del monteverde, seguimos avanzando ahora hacia el oeste siguiendo el borde del barranco que a su vez nos separa de la vertiente que se desploma sobre Las Palmas de Anaga y el sendero transitado durante la ida al faro. Pasamos justo al espigado Roque Icoso, elevado abruptamente sobre esas empinadas laderas de la cara norte del macizo, subiendo y bajando continuamente entre un monteverde cada vez más frondoso, hasta llegar a la Degollada de la Cruz del Draguillo, encrucijada de caminos, desde donde podemos bajar a Chamorga, en la parte alta del Barranco de Roque Bermejo, continuar subiendo hasta el mirador de Cabezo del Tejo o descender a El Draguillo, enlazando así con el recorrido de ida, que fue en parte la opción escogida. En parte porque no hace falta descender hasta el caserío sino, si queremos ir a Benijo por trayecto totalmente diferente al de ida, desviarnos aproximadamente en la mitad de la bajada, hacia el oeste por sendero que comunica directamente con ese pueblo, teniendo otras panorámicas de la ruta al transitar a media ladera y no cerca de la costa, salvo en la bajada final a Benijo. Desde esta senda, el bosque de la Reserva de El Pijaral, rodeando el promontorio grisáceo del Roque Negro, tapizan las cumbres y parte de las tortuosas laderas de la cara norte de la sierra, quedando más cerca que a la ida, después de haber dejado atrás el Barranco de Las Colmenitas y contemplado el vertiginoso y directo discurrir de esa barranquera que surge desde la Cruz del Draguillo y enlaza con El Draguillo, avistado entonces desde lo alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: