VOLCÁN BIRIGOYO

6 septiembre, 2016

14022191_1215724935159856_3282642820778487256_nTexto y fotos de Salvador González Escovar.

El Pico Birigoyo, de 1.809 m.s.n.m., es el primer volcán elevado y destacable de la Dorsal volcánica de Cumbre Vieja por el norte.

El ascenso a su cumbre es fácil y sencillo desde el campamento de El Pilar, siguiendo la famosa Ruta de Los Volcanes en su primer tramo.

13938351_1215710411827975_8168700286064853121_nEl terreno se muestra volcánico y poblado de un pinar denso enriquecido con algunos brezos y fayas, bosque que desaparece al ganar altura y ladear por la vertiente norte y oeste del volcán, dejando contemplar la empinada piconera que busca la cumbre del Birigoyo, además de las vistosas panorámicas que se despliegan sobre el Valle de Aridane y hacia la vaguada de Cumbre Nueva, la cual enlaza con la arista que asciende hasta Punta de Los Roques, separado del Pico Bejenao mediante el Valle del Riachuelo y La Cumbrecita.

14212602_1233266493405700_4344229386059160227_nPoco más adelante el camino desciende algo y enlaza con una pista forestal que viene desde la zona próxima del Llano de Las Brujas, la cual seguimos hasta que unos mojones indican un desvío a su izquierda, abandonando la Ruta de Los Volcanes. El sendero no está señalizado pero no tiene pérdida subir a la cumbre del Volcán Birigoyo, contemplando en el tramo algunos cráteres parcialmente invadidos por el pinar y el sotobosque característico, y que dan idea de las erupciones ocurridas en periodos históricos. El punto más alto del pateo y vértice del Volcán Birigoyo se alcanza siguiendo la suave lomada sur del volcán, y repentinamente las sensaciones se desploman hacia el norte, al ser esta vertiente más vertical que por donde subimos, apreciando en la distancia, la parte más alta de las paredes que forman el circo de la Caldera de Taburiente, más allá del Pico Bejenao, del Valle del Riachuelo, de la hilera verde de Cumbre Nueva y del Valle de Aridane, todo ello formando un esplendoroso, inolvidable y espectacular panorama. Cumbre Nueva, por su altura más bien modesta, parece un puente de unión entre la arista que se eleva hasta Punta de Los Roques y esta altiva dorsal volcánica que prosigue su prolongado devenir hacia el sur de la isla, distinguiendo con la mirada la ubicación de otros volcanes y escarpes como el Hoyo Negro, El Nambroque, el Duraznero y La Deseada, pero ese altivo recorrido de volcán en volcán es motivo de otra ruta.

13925345_1215726215159728_7948727757103079599_nLa cumbre del Birigoyo es un lugar visualmente estratégico porque, además de las percepciones anteriores, las vertientes oriental y occidental de La Palma quedan a nuestros pies, laderas por donde la mirada se desliza gratamente encontrando campos abiertos de lapilli y desnudos de vegetación, terreno volcánico de variados matices cromáticos entre desfigurados conos y elevaciones que alternan con frondosas extensiones de pinar, a veces fragmentadas por siniestras coladas lávicas que alcanzan las tierras bajas, como el malpaís que forma la lengua de lava que brotó de la Montaña Quemada y que sepultó terrenos de una parte del Valle de Aridane.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: